carillas-de-porcelana-en-burgos

¿Qué son las carillas de porcelana?

Las carillas de porcelana son la solución ideal para aquellas personas que desean mejorar la estética de sus dientes naturales.

En un artículo anterior ya introdujimos las carillas dentales  y vimos que existen dos materiales para su fabricación: carillas de composite y carillas de cerámica o porcelana. En este artículo vamos a conocer más en profundidad las carillas de cerámica. Estas a diferencia de las de composite se fabrican en el laboratorio y son mucho más resistentes y duraderas.

Tipos de carillas de porcelana

Dentro de las carillas de porcelana encontramos diferentes tipos, principalmente los siguientes:

 Carillas de porcelana Ultrafinas

El nombre “ultrafinas” se debe a que tienen un grosor similar al de una lente de contacto, lo cual, en la mayoría de los casos, evita tener que limar o modificar el diente original. Están fabricadas mediante porcelana inyectada, lo que genera mayor resistencia. Hoy en día se pueden catalogar como las mejores carillas dentales que existen. Son las de mayor calidad y con las que se obtienen mejores resultados. 

Carillas de porcelana de Zirconio

Son más gruesas que las carillas ultrafinas. Este tipo de carillas ofrecen una mayor resistencia, pero solo se utilizan en casos muy específicos. Al ser más gruesas y opacas son recomendadas en dientes muy oscurecidos o que llevan un perno metálico.

Carillas de porcelana de Disilicato de litio

Es un material que resulta de la combinación de vidrio y cerámica. Han demostrado ser muy duraderas y resistentes. Además, es un material muy fácil de tratar lo cual, garantiza rapidez y precisión en su fabricación. 

microcarillas-sin-tallado-burgos

¿Cómo se colocan las carillas de porcelana?

El procedimiento de colocación de las carillas de porcelana se lleva a cabo en solo tres visitas:

Antes de empezar con el tratamiento es primordial realizar un análisis odontológico completo para descartar cualquier patología bucodental (bruxismo elevado, problemas de mordida severos, infecciones bucodentales…) Una vez comprobada la viabilidad, se procede al estudio estético para realizar el diseño de la sonrisa. 

En la primera visita

Por una parte, el paciente expone al dentista lo que quiere conseguir. 

Y por otra parte, el profesional aconseja la mejor opción al paciente. En Druiz tenemos en cuenta toda el área de sonrisa del paciente, es decir, el número de dientes que enseña al sonreír, si tiene sonrisa gingival, el color de su piel, la posición de los labios para no alterar la fonética, sus facciones… Para poder guiarte y escoger el color y forma idóneas de tus carillas. 

Para realizar el estudio se realizan fotografías de la boca del paciente y se toman impresiones de ambas arcadas. En Druiz contamos con la última tecnología para que este proceso sea lo más cómodo posible para el paciente y altamente predecible. En la primera visita, gracias al diseño digital, ya podrás ver el resultado final del tratamiento. Y gracias al “mock up”, una prueba en vivo, podrás verlo y sentirlo también en tu propia sonrisa y ajustar las carillas para obtener el resultado esperado. 

En la segunda visita

El dentista realiza la preparación del diente, en caso de que sea necesaria, es mínimamente invasiva. Se vuelven a tomar medidas de la dentadura mediante fotografías y moldes. Estos datos se envían al laboratorio y de esta manera se puede empezar a fabricar cada carilla de forma exacta y totalmente personalizada. En esta misma visita se colocarán unas carillas provisionales, con una forma y tamaño muy similar a las definitivas, para evitar el deterioro de la preparación de los dientes.

En la tercera y última visita

Se procede a la colocación de las carillas definitivas, suele ser  pasados unos diez días aproximadamente desde la colocación de las provisionales. Es un proceso indoloro y muy rápido. Se cementan las carillas en la cara frontal de los dientes y tras su adhesión, han de ser pulidas y perfiladas. El dentista se asegurará de que todo está correcto, verificando la oclusión, los contactos entre las carillas para garantizar que no existen molestias y garantizar el éxito del tratamiento. 

Ventajas y desventajas 

Las ventajas del tratamiento con carillas de porcelana son muchas

  • Sin duda son las carillas más resistentes del mercado. Es muy raro que una carilla de porcelana se rompa.
  • Solucionan multitud de malposiciones, corrigen el color, diastemas, dientes rotos o desgastados…
  • Consiguen un alto nivel de naturalidad. Si acudes a un buen especialista nadie notará que las llevas puestas.
  • No es necesario un mantenimiento en la consulta. Pueden durar intactas de 15 a 25 años. 
  • Es un tratamiento muy rápido, en solo tres sesiones puedes lucir una sonrisa de cine.
  • Es mínimamente invasivo, en algunos casos no es necesario ni tocar el diente original.
  • El procedimiento es indoloro, no necesita anestesia local. 

Desventajas

  • En algunos casos el tratamiento de colocación de carillas necesita un contorneado estético previo.
  • Las carillas de cerámica no se pueden reparar. Si alguna de ellas resulta dañada, algo muy improbable, el doctor debe cambiarla por otra nueva.

Especialistas en la colocación de carillas de porcelana

Como podrás comprobar si ponemos en una balanza las ventajas y desventajas de las carillas de porcelana, sin duda, salen muy favorecidas. Realmente son una excelente opción para mejorar la sonrisa y la imagen de cualquier persona. Si estás pensando en ponerte carillas de porcelana y aún te han quedado algunas dudas estaremos encantados de resolverlas. En Druiz contamos con especialistas en odontología estética, la última tecnología y las mejores carillas del mercado. Nuestro objetivo es garantizar el resultado más óptimo posible. 

Escríbenos a info@clinicadruiz.com o pide cita online ya estás más cerca de conseguir la sonrisa de tus sueños. 

Solicita información